Lesson

¿Qué es un CFD?

Un CFD también se conoce como un contrato por diferencia. Es un producto derivado con un activo subyacente como base. Los CFD le permiten especular sobre el movimiento de precios de los activos financieros subyacentes (como índices, acciones, criptomonedas y materias primas).

Un CFD funciona como un acuerdo para intercambiar la diferencia en el valor de un activo desde el momento en que se abre el contrato hasta el momento en que se cierra. Es importante señalar que cuando opera con un CFD nunca es propietario del activo o instrumento que ha elegido negociar, pero igual se puede beneficiar si el mercado se mueve a su favor, o tener una pérdida si el mercado se mueve en su contra.

De esta manera, un CFD le permite operar con casi todos los activos subyacentes, incluso aquellos que se consideran escasos o casi imposibles de operar. Un índice, por ejemplo, contiene un gran número de acciones diferentes, que normalmente requerirían desembolsar mucho dinero para obtenerlas. Los CFD le ofrecen la oportunidad de especular con el precio de dicho índice sin tener que invertir una gran cantidad de capital. Por el contrario, usted elige exactamente cuánto quiere invertir y sus ganancias o pérdidas también estarán en función del volumen de su posición.
Una vez que cierre su posición, la ganancia o la pérdida se calcula determinando la diferencia entre el precio de apertura y de cierre del activo subyacente. Cuanto más se mueva el activo subyacente en la dirección que pronosticó, más podrá beneficiarse y viceversa.

¿Cómo funciona?
Un CFD es un producto apalancado, lo que significa que usted solo paga un margen (garantía) que corresponde a una fracción del valor real de la posición. Usar el apalancamiento también significa que solo necesita depositar un pequeño porcentaje del valor total de la operación para abrir una posición. Esto se llama “negociar con margen”. Si bien negociar con margen le permite maximizar sus ganancias, sus pérdidas también se maximizarán, ya que se basan en el valor total de la posición.

El apalancamiento le permite esencialmente obtener las enormes ganancias o pérdidas que generaría si operara con mayores volúmenes simplemente desembolsando un poco de capital. Esto también implica que pequeños movimientos de precios pueden crear grandes beneficios, así como grandes pérdidas.

Cómo colocar una posición de CFD
Antes de abrir una posición de CFD, debe decidir si desea invertir en que los precios del activo subyacente van a subir o bajar. Cuando abra la posición de CFD, se determinará el cambio en el precio. En el momento del cierre se calculará la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre de la posición.

Su ganancia o pérdida se obtendrá multiplicando la diferencia por su volumen negociado, dependiendo de si usted especuló que el precio bajaría o subiría. También es importante señalar que, a menos que esté operando con un contrato de futuros sobre ciertas materias primas, los CFD no tienen tiempo de vencimiento.

Lotes y pips
Un CFD siempre se calcula en tamaños de contrato. Este tamaño de contrato ilustra la medida en que se negocia con un activo. Un contrato estándar, también llamado “lote”, para el par de EUR/USD equivale a un volumen de 100 000 $. El siguiente paso importante es conocer el valor de un pip. Un pip es el valor contable más pequeño del activo subyacente. Para el par de EUR/USD un pip tiene un valor de 0,0001.

Ganancias y pérdidas
La ganancia o pérdida exacta depende tanto del precio como del tamaño del contrato. Cada vez que opera con un CFD está tratando con altos volúmenes, que se calculan con esta fórmula:

Precio de compra/venta x Tamaño del contrato x Número de contratos

Supongamos, por ejemplo, que quiere abrir una posición en la baja del precio del par EUR/USD con un lote estándar, esto significaría que la posición tendría el siguiente valor: 1,09715 $ x 100 000 $ x 1 = 109 715 $. Para abrir cualquier posición, debe tener un cierto saldo en su cuenta de negociación. Cuando abra una posición, se deducirá un depósito de seguridad del saldo de su cuenta, este es el llamado “margen”.

En el caso de la posición de EUR/USD se calcula el 1 % del valor de la posición. Esto significa que, para el ejemplo anterior, necesitaría tener un depósito de seguridad de 1097,15 $; esta cantidad debe estar disponible en su cuenta de negociación.

En caso de ganancia
Asumiendo que el mercado se mueve de la manera que usted anticipó. El precio del EUR/USD cae a un nuevo nivel de 1,09153 $/1,09161 $. Abrió una posición a la baja, lo que significa que tuvo que vender primero el EUR/USD y volver a comprarlo para cerrar la posición. Por lo tanto, para usted, el precio de venta de 1,09161 $ es importante. Con un CFD la diferencia entre las posiciones se utiliza para el pago. Lo que significa que su posición para este precio tiene un valor actual de: 1,09161 $ x 100 000 $ x 1 = 109 161 $

Dado que aparentemente ha abierto una posición en especulando que el tipo de cambio bajaría, el cálculo de sus beneficios sería el siguiente: Precio de entrada – Precio de salida = Beneficio (109 715 $ – 109 161 $ = 554 $).

Al cerrar esta posición, se le abonarán 544 $ a su cuenta. Además, su depósito de seguridad inicial (margen) de 1097,15 $ también volverá a estar disponible.

En caso de pérdida
En este caso, el mercado se mueve en contra de lo que predijo. El tipo de cambio EUR/USD sube a un nuevo nivel de 1,10248 $/1,10256 $. Nuevamente el precio de venta es importante. El precio de venta es ahora de 1,10256 $, lo que da a su posición un valor de 1,10256 x 100 000 x 1 = 110 256 $.

Su pérdida se calcularía usando la siguiente fórmula: Precio de entrada – Precio de salida = Pérdida (109 715 $ – 110 256 $ = -541 $).

Tenga en cuenta que como ya había reservado un depósito de seguridad de 1097,15 $ del que se deduciría su pérdida en esta posición, la diferencia de 556,15 $ se devolvería a su cuenta.